APARTAMENTOS EN MADARCOS



Acabamos de llegar de pasar el fin de semana en los APARTAMENTOS RURALES DE MADARCOS pertenecientes a “EL PAJARO AZUL”. La experiencia sirve como perfecto ejemplo de lugar para no volver.


anuncio

Llegamos el Viernes por la tarde. La entrega de llaves nos la realiza el personal del bar del pueblo, acompañandonos hasta los apartamentos. Nos adviertes que la madera hace ruidos fuertes por el dilatamiento y el cambio de temperatura.
Al llegar físicamente veo el primer fallo, en su publicidad prometen barbacoa y no estaba TERMINADA. ¿Qué hacíamos con la comida llevada a tal efecto?. Así que se lo comento a Luisa (Del bar, nombre ficticio), me dice que ella lo arregla para mañana, que vaya al mediodía del día siguiente y me da una.

Pues bien, estamos en la sierra y por la noche refresca. Ibamos con un niño pequeño el cual necesitaba una ducha, pero imposible ya que no había un calefactor en el baño. Y la calefacción no va por zonas, o puesta en toda la casa o nada y encima tarda varias horas en calentar.Por lo que para poder ducharte por la noche tienes que convertir en una sauna el apartamento el resto del día.

Llega la hora de dormir de este primer día, y la MADERA haciendo ruidos cada dos por tres en estos fantásticos apartamentos. Al lado están de obras así que a las 8 de la MAÑANA los obreros dando golpes, viva el turismo rural.

Pero no acaba todo, nos despertamos y un regero de hormigas por todo el salón. Cierto es que estamos de turismo rural, pero no estabamos en la calle. Los apartamenos turísticos se fumigan.
Levantamos la persiana del salón y vemos que el cristal principal está RESQUEBRAJADO.

Pues nada, vamos a dar una vuelta y al volver me paso por el BAR de Luisa. Me dice que se le ha pasado moverme lo de la barbacoa y que ahora esta muy liada que vuelva más tarde. No me moví de allí, por lo que llama al “Responsable” de los Apartamentos que vive en Madrid.

Hablo con él, le comento que no hay barbacoa y el problema del calefactor. Su primera contestación es que me vaya yo a un pueblo a 20 km a comprarla y que ya me dará el dinero. Cómo es lógico me niego. Finalmente me dice que él se presenta en los apartamentos a las 6 con la barbacoa y un calefactor.

Le esperamos 4 horas sin irnos a ningun lado y que no llega. Vuelvo al BAR y Luisa me echa en cara que no volvierá más tarde, que ella lo hubiese solucionado todo. (Recordemos que ya se la había olvidado hacerlo antes). Pero bueno, me dice que el responsable del apartamento no va a venir, que vive muy lejos. Que me espera a que venga su marido a las 20:30 y ya me consigue la barbacoa. El calefactor me lo deja ella de su casa.

Pues nada, nos vamos a dar una vuelta y a las 20:30 vuelvo a por la deseada barbacoa. Finalmente se le va a dejar un vecino y me hace acompañarla hasta la puerta de este. Y nada, que el vecino no está. Quince minutos después aparece y muy amablemente se ofrece a bajarnosla.

A los 5 minutos la traén y está sucia, me dice que está del mediodía que no pasa nada. Luisa me comenta que mañana le ayude a volver a subir la barbacoa al vecino. SUREALISTA. Después de perder toda la tarde del sabado, a las 22 horas pudímos empezar a preparar la barbacoa.

Por cierto, se me olvidaba la puerta de la entrada está atascada y sólo se podía entrar o salir del apartamento a portazos.
Ese día ya estuvimos apunto de marcharnos.

Llega la noche, a intentar dormir (Pero los ruiditos de la madera).
Nos despertarmos y empezamos a hacer la maleta, al rozar un rodapie se cae.

Hacemos las maletas y nos largamos corriendo de allí.

Resumiendo:

Fue un regalo, pero en su web pone que cuesta 37 € por persona/noche por lo que casí 150€ (Ya que los niños pequeños no pagan) por:

Cristales resquebrajados
Sin poder ducharse
Plaga de hormigas
Zona de obras
Sin barbacoa
Diciendo al cliente que vaya a 20 km a comprarla.
Ruidos de madera
Rodapies rotos
Que suba yo la barbacoa

2 días para olvidar a nivel de apartamentos y de “Responsable”.

Sólo puedo dar las gracias al vecino que nos dejo la barbacoa, aunque mas vale que lo haga el “responsable” de los apartamentos
rurales de madarcos.

Ni se os ocurra alquilarlos.


anuncio

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *